Método Ferrerós, el método a medida para entender y educar a tus hijos

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo a desarrollar su inteligencia?
Los niños desarrollan la inteligencia resolviendo problemas. Plantéale tareas sencillas para que las resuelva y ve aumentando el grado de dificultad a medida que crezca. Los retos deben ser fáciles, para que no se sienta frustrado y deje de intentarlo, a la vez que estimulantes, para que no se despiste y pierda el interés. Ayúdale a obtener pequeños éxitos mostrándole las soluciones.
¿Es bueno hablarle mucho?
Los niños aprenden a través del lenguaje. Habla con tu hijo mientras juegas con él y explícale qué estás haciendo y por qué lo haces. Los bebés suelen comprender más de lo que imaginamos, y explicar las reglas o el objetivo de un juego o actividad es un buen hábito. A los bebés les gustan los juegos de palabras y conviene hablarles con frecuencia.
¿Puedo preparar a mi hijo para el aprendizaje desde antes de que nazca?
¡Sí! Muchos padres se preguntarán cómo es eso posible si todavía no ha nacido, pero así es. Pensemos que el feto dentro del útero materno ya empieza a percibir cosas (ruidos, música, tonos de voz, el latido del corazón materno, etcétera) y responde activamente al entorno alrededor del cuarto mes de gestación. Los sentidos que se desarrollan más pronto son el auditivo y el kinestésico (sentido del movimiento). Si mientras lo llevamos dentro le solemos poner siempre la misma música relajante antes de ir a dormir, como Albinoni, Chopin o Mozart o cualquier balada moderna que nos produzca una sensación de paz y bienestar, y cuando nazca continuamos con esa costumbre, reconocerá la música y se calmará.
¿Cómo y cuándo ponemos en práctica los juegos de estimulación?
Cuando vayamos a jugar con nuestro bebé debemos relajarnos y apartar de nuestra mente cualquier preocupación, al menos mientras estemos con él. El bebé necesita tranquilidad y que la persona que esté con él muestre interés, motivación y alegría hacia la tarea que están llevando a cabo. El momento ideal para los juegos de estimulación es cuando el niño está despierto, tranquilo, alerta y sano. La idea es valerse de la rutina diaria y convertirla en una situación de juego y disfrute con el niño, y sin perder de vista nuestro objetivo: estimular su inteligencia y su capacidad para aprender a través del cariño, la dedicación y la entrega.
¿Qué es lo que el bebé “sabe” cuando nace?
Cuando nace no es capaz de distinguir entre él mismo y el mundo que le rodea, puesto que nada sabe de éste. Sólo es consciente de sí mismo y de sus propias necesidades. No está familiarizado siquiera con las extremidades de su propio cuerpo, como lo demuestra el descubrimiento paulatino primero de sus manos y posteriormente de sus pies. El centro de su mundo se localiza en su estómago, desesperado de hambre o felizmente saciado.
     
 
 
2008 Editorial Planeta. Todos los derechos reservados. Condiciones de uso - Política de privacidad
  Método Ferreros, Estimulación prenatal Musical